2 ago. 2011

Tributo a la Basura

Odio ser superado por las circunstancias,
No era el momento.
Y si hubiera hecho esto... o aquello...
No era el momento.
Recuerdos, recuerdos... Os maldigo,
No era el momento.

Futuro, por favor, ven al ahora,
sálvanos de quienes nos hirieron,
sálvanos de quienes nos quisieron,
borra esos malditos momentos.

12 jul. 2011

El Regreso

Este blog comenzó hace unos años. Es de lo poco que me queda, ya que he perdido demasiado. En un intento de regresar a los orígenes, he suprimido todas las entradas creadas hasta entonces. No se puede empezar de cero, o eso creo. Pero la tarea es sencilla en el mundo virtual: "Suprimir Entrada". Goodbye Mr. Past, hola Presente! Una pena que en la vida seamos sentimientos en un estuche de carne. Y una pena que la tarea sencilla, por fría que sea, no se encuentre en los quehaceres de la vida... Borradas las entradas, decía, ha sido inevitable sentir los ataques de nostalgia. Menos mal que no tuve la constancia para crear demasiado. Aunque siendo sinceros, el tiempo ha ayudado mucho. No ha sido fácil, pero nadie dijo que lo sería.

Tras los pensamientos en alto, me gustaría comenzar con el punto de inflexión. Será la historia de Pagliacci a modo de paradoja (o de chiste). Como Rorschach contaba en Watchmen, y dice así:

Un hombre va al médico, y le dice que está deprimido.
Que la vida es dura, y cruel.
Dice que se siente solo en un mundo amenazador.
El médico le dice, "El tratamiento es muy sencillo.
El gran payaso Pagliacci está en la ciudad. Vaya a verle,
eso le animará".
El hombre rompe a llorar. "Pero doctor...", le dice.
"Yo soy Pagliacci".

Un placer volver. Saludos.